was added to your cart
Bienvenido a Sexycalia    Entrar / Crear cuenta   
 
91 2273232
¿Tienes alguna duda?
 
Los mejores precios
y stock real
 
Envíos Gratis* para compras >60 €.
 
Pedidos gestionados
en menos de 24h
 
Pagos 100% Seguros (Máxima seguridad)

SET DILATADORES VAGINALES TRATAMIENTO DE LA VAGINITIS ATRÓFICA O ATROFIA VAGINAL

¿Qué son los dilatadores vaginales? Los dilatadores de silicona son un tratamiento que permite ejercitar la zona de manera progresiva gracias a los diferentes tamaños. Este tipo de tratamiento suele estar prescrito por un ginecólogo, oncólogo, sexólogo, fisioterapeuta especializado en suelo pélvico, etc.  Elaborados en silicona de primera calidad.

Más detalles

54,95 €

¿Qué son los dilatadores vaginales? Los dilatadores de silicona son un tratamiento que permite ejercitar la zona de manera progresiva gracias a los diferentes tamaños. Este tipo de tratamiento suele estar prescrito por un ginecólogo, oncólogo, sexólogo, fisioterapeuta especializado en suelo pélvico, etc.  Elaborados en silicona de primera calidad.

La Dra. Laura Berman es una investigadora sexual, educadora de relaciones y autora de gran éxito mundialmente reconocida. Ha ayudado a innumerables parejas a mejorar sus vidas sexuales y construir relaciones más sólidas.

Revitaliza y fortalece los músculos vaginales con el kit Alena de la Dra. Laura Berman. Los 3 dilatadores de diseño único tienen una curva ergonómica y un tamaño gradual para permitir una dilatación suave.

Los dildos de silicona premium tienen una anilla para el dedo para una inserción y estimulación suaves. El conjunto graduado ha sido creado para rejuvenecer los músculos vaginales y reducir las molestias de inserción con cada uso.

Usa el dilatador pequeño para comenzar y, a medida que ejercites suavemente y aumentes la elasticidad de los músculos, avanza hacia los más grandes.

¿Cómo se utilizan los dilatadores?
Se aconseja lavar los dilatadores con agua caliente y con un jabón neutro antes de usarlos por primera vez. 
Una vez utilizados límpielos de igual manera y guárdelos en la bolsa completamente secos.La posición recomendada para introducir los dilatadores es acostada boca arriba con las piernas dobladas y ligeramente separadas. No obstante, también se puede utilizar de pie, con una pierna levantada y apoyada en una silla. Para facilitar la introducción, se aconseja aplicar un lubricante, o incluso agua a fin de humedecer la punta del dilatador o la entrada de la vagina. Respirar tranquilamente e introduzca con suavidad el dilatador más pequeño en la vagina o en la entrada de la misma durante 8-10 minutos, y después muévalo hacia dentro y hacia fuera sin llegar a sacarlo completamente de la vagina. Repetir estos movimientos unas 20 veces.

Puede ocurrir que las primeras veces que utilice los dilatadores, sólo pueda insertar la punta, esto es completamente normal. Siempre que su médico no le recomiende lo contrario, deberá repetir este ejercicio 3 veces a la semana durante un periodo de 2 semanas. Cuando ya sea capaz de introducir el tamaño más pequeño sin molestias, le recomendamos que pase directamente al tamaño siguiente y repita el proceso anteriormente mencionado. Ésto también es válido cuando vaya pasando a los demás tamaños. Una vez que la introducción del dilatador más grande le pueda realizar sin molestias, podrá considerar las relaciones sexuales con penetración. 

Medidas:

  • El ejercitador pequeño mide 7.5 cm x 1.25 cm.
  • El ejercitador mediano mide 9 cm x 2 cm.
  • El ejercitador grande mide 10.75 cm x 2 cm.

A continuación te detallamos uno de los usos de los dilatadores.

¿Qué es la vaginitis atrófica?

La vaginitis atrófica es un trastorno que consiste en el adelgazamiento de las paredes de la vagina y en una disminución de su lubricación. Lo que produce una mayor sequedad e inflamación vaginal.

Está causada, fundamentalmente, por una disminución de los estrógenos, que son la principal hormona sexual femenina, siendo un problema muy frecuente en las mujeres con menopausia (50% de mujeres afectadas por la menopausia sufre de Atrofia Vaginal), influyendo tanto en su funcionalidad sexual como en su calidad de vida. Los síntomas se pueden estar sufriendo durante años, mientras no se tomen medidas oportunas.

Los motivos son diversos y pueden tener su origen en pequeñas secuelas de infecciones, en morfología atípica, malformaciones congénitas o, simplemente, en la aprehensión a la penetración

La atrofia vaginal es un problema más habitual de lo que se cree, afectando a las mujeres en todas sus edades, aunque con mayor incidencia en mujeres después del parto o durante la lactancia. Sin embargo, es en las mujeres postmenopáusicas donde se detectan el mayor número de casos, afectando a una de cada dos.

Síntomas

  • Sequedad vaginal
  • Dolor o malestar al mantener relaciones sexuales (dispareunia)
  • Escozor o ardor al orinar
  • Incontinencia urinaria
  • Prolapso vaginal; adelgazamiento de las paredes vaginales
  • Ardor vaginal
  • Pequeños sangrados vaginales

El vaginismo es una constricción vaginal del Suelo Pélvico que causa incomodidad, ardor, dolor, problemas de penetración o completa incapacidad de tener coito.

El vaginismo es una causa frecuente de dolor sexual continuo. Puede afectar a mujeres en todas las etapas de la vida; incluso a mujeres que han tenido sexo cómodamente durante años.

Cuando un hombre intenta tener coito con una mujer, el grupo muscular del suelo pélvico entra en espasmo y aprieta cerrando la entrada a la vagina, haciendo el coito imposible y doloroso. Este tipo de vaginismo hace que la penetración sea imposible.

En otros casos de vaginismo, la penetración podría ser posible, pero la mujer experimenta periodos de contracción involuntaria que causan ardor, incomodidad o dolor.

Síntomas

  • Ardor o picazón con constricción durante el sexo
  • Dificultad, o penetración imposible, dolor al penetrar, inserción incómoda del pene
  • Continua incomodidad sexual o dolor después del parto, infecciones urinarias, enfermedades de transmisión sexual, histerectomía, menopausia u otros problemas
  • Dolor sexual continuo de causas desconocidas, sin razón aparente
  • Dificultad para insertar un tampón, o tener un examen ginecológico/pélvico
  • Espasmos en otros grupos musculares del cuerpo (piernas, zona lumbar, etc.) y/o interrupción de la respiración durante intentos de coito
  • Evitación del sexo debido a dolor y/o fracaso

Solución

Este set permite ejercitarse y dilatar progresivamente el conducto vaginal.Permite al mismo tiempo a través de pequeños ejercicios diarios perder el miedo a la penetración. Está compuesto de tres elementos con una forma perfectamente ergonómica y tamaños distintos para resolver paliativamente este trastorno con efectos nefastos sobre la sexualidad y la salud psicológica en general.

deben de utilizarse acompañado de un lubricante a base de agua para facilitar los ejercicios y al mismo tiempo lubricar e hidratar las mucosas vaginales.

¿Cómo se usa UN DILATOR?

Se trata de aplicar en primer lugar un poco de lubricante a base de agua a la entrada de la vagina (el volumen de una castaña aproximadamente) e ir masajeando suavemente 2 o 3 minutos.

A continuación,coger el elemento más pequeño.Aplicar igualmente en la punta lubricante en las mismas proporciones.

Seguidamente,empezar a presionar para introducir el mismo en la vagina de forma suave y progresiva.Si se nota sequedad es preciso añadir lubricante.

Se puede seguir ejercitando de 10 a 15 minutos haciendo pequeños movimientos de vaivén.Es importante tener muy presente que la contracción de los músculos vaginales es adversa por lo que si se produce hay que interrumpir el ejercicio.

El objetivo es el relajamiento de la zona vaginal así como la búsqueda del placer que lo acompaña por lo que la utilización de un lugar muy cómodo para realizar los ejercicios y el acompañamiento de una música suave están indicados.

Una sesión al día es suficiente.

Cuando los ejercicios con el elemento más pequeño permiten una introducción confortable y sin molestias, es preciso seguir los ejercicios con un elemento mayor

Escribe tu opinión

Productos relacionados